martes, 22 de febrero de 2011

Una tormenta solar podría causar estragos en la Tierra



El sol entra en su período más activo. Los astrónomos advierten y piden que estemos pendientes por una“feroz” tormenta solar que podría afectar a los satélites de comunicación, a los aviones y que podría provocar apagones masivos, causando cientos de miles de millones de libras por daños, según los científicos.

Avisan además que, a día de hoy, existe más riesgo de una tormenta solar que en cualquier otro momento de la historia. Una erupción masiva del sol enviaría ondas de radiación y partículas cargadashacia la Tierra, dañando los sistemas de satélites usados para la sincronización de ordenadores, para la navegación aérea y para las redes de telefonía. Podría ser “lo suficientemente potente que bloquearía los mercados de valores y causar largos cortes de electricidad”, según han contado expertos a la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia.
Las posibilidades son cada vez más altas, ya que el sol está entrando en el período más activo de su ciclo de 11-12 años naturales.
Muestras recientes
Todo esto viene de una muestra del Sol que se tomó la semana pasada. Se captó la mayor erupción solar en 5 años, que envió un torrente de plasma en dirección a la Tierra a 580 kilómetros por segundo. Esta tormenta creó unas auroras que interrumpieron las comunicaciones por radio.

El profesor Sir John Beddington, consejero científico jefe del gobierno, avisa que “el tema del clima espacial tiene que ser tomado en serio. Hemos tenido un período relativamente tranquilo en lo que se refiere al tema, pero no podemos esperar que este estado de calma continúe”.

“Al mismo tiempo, durante este período se ha incrementado la vulnerabilidad de nuestros sistemas de un modo espectacular” afirma Beddington, y advierte que “la situación ha cambiado. Tenemos que estar atentos por si es necesario dar una alerta”.

Las tormentas solares
Son causadas por explosiones masivas en el sol. Éstas liberan ondas de rayos X y radiación ultravioleta, que chocan contra la Tierra en cuestión de minutos, interrumpiendo las señales de radio y dañando los componentes electrónicos de los satélites.A estas ondas le siguen de 10 a 20 minutos más tarde una ráfaga de partículas energéticas que causan todavía más estragos. Y de 15 a 30 horas más tarde el plasma sobrealimentado choca con el campo magnético de la Tierra y crea la aurora.

Para Jane Lubchenco, jefe de la Administración Oceánica y Atmosférica de los EE.UU., “la principal incógnita es saber cuando” se va a producir este fenómeno y “cómo será de grande”.
El sol pasa por un ciclo de 11 años de promedio, aproximadamente, en sus actividades regulares. Los últimos fenómenos solares máximos datan de 2001, y su último mínimo fue particularmente débil y de larga duración.

Las tormentas solares no son nuevas. El primer fenómeno importante fue grabado por el astrónomo británico Richard Carrington en 1859. En 1972, una enorme llamarada solar cortó la comunicación telefónica en parte delEstado de Illinois, según informó la NASA, que también habla de un caso similar en 1989, que “provocó tormentas geomagnéticas que interrumpieron la transmisión de energía eléctrica y causó apagones en toda la provincia canadiense de Quebec”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

1

Buscar este blog

Related Posts with Thumbnails