martes, 2 de marzo de 2010

Huevos revueltos sin calor.


Si un día te quedas sin gas o sin luz y tienes el antojo de zamparte unos huevos revueltos, no te preocupes. Puedes cocerlos químicamente con alcohol de 95º. Para ello, casca los huevos en un recipiente, cúbrelos con alcohol  y remueve la mezcla hasta que se forme una pasta parecida a la de los huevos revueltos .Luego, colócala en un colador y vierte sobre ella un chorro de agua , para eliminar el alcohol. Tras esta operación, el plato está listo para degustarlo.
La explicación. Cuando fríes o cueces un huevo, lo que haces es aplicar calor para desnaturalizar sus proteínas, como la albúmina. Los filamentos de aminoácidos que las componen se desenrollan y mezclan entre sí. Lo mismo sucede al usar alcohol.
Vía:Muy interesante

No hay comentarios:

Publicar un comentario

1

Buscar este blog

Related Posts with Thumbnails