viernes, 19 de febrero de 2010

Una nanopartícula evita que los alimentos se pongan malos


El oxígeno no es buen amigo de los alimentos, de ahí que muchos de los productos de consumo diario estén envasados al vacío. Más del 20 por ciento de la atmósfera es oxígeno que produce una degradación en la estructura química de los alimentos, lo que hace que se pongan malos. Un grupo de científicos de la Universidad de Purdue parece haber encontrado un sistema para proteger los alimentos y mantener de este modo sus beneficios.
Modificando el fitoglicogeno, una nanopartícula que compone casi el 30 por ciento de la masa seca del maíz dulce,  han conseguido que los alimentos no se pongan rancios. La modificación de la nanopartícula unida a los aceites de los alimentos ha comprobado que actúa como una barrera frente a la degradación de la comida.
Vía:MuyInteresante

No hay comentarios:

Publicar un comentario

1

Buscar este blog

Related Posts with Thumbnails