domingo, 7 de febrero de 2010

Un padre entierra viva a su hija para salvar el honor de la familia


Tras 40 días desaparecida, el cuerpo de Medine Memi fue encontrado ayer en el sudeste de Turquía. La niña, de 16 años, había sido maniatada y enterrada dos metros bajo tierra en un corral de gallinas. La policía de Adiyaman ha detenido al padre y al abuelo, ya que la autopsia ha revelado que la niña fue enterrada viva y con plena consciencia. El padre ha reconocido que toda la familia era infeliz porque la niña salía con chicos.
Tanto el Gobierno turco como numerosas asociaciones defensoras de los derechos humanos han incrementado sus esfuerzos para poner fin a los crímenes de honor, una práctica que oficialmente se cobra casi 300 muertes al año.

1 comentario:

1

Buscar este blog

Related Posts with Thumbnails