sábado, 17 de julio de 2010

¿Es posible saber si un huevo está fresco antes de cascarlo?

La forma más sencilla para determinar la frescura de un huevo es meterlo en un vaso con agua: si ha caducado, flotará; y si, por el contrario, está fresco, caerá hasta el fondo. La razón: el huevo cuenta con dos membranas, llamadas testáceas, que tapizan la cara interna de la cáscara. Estas películas, que sirven para proteger la clara y evitar la invasión de microbios, están en íntimo contacto, salvo en el polo romo del huevo, donde forman la llamada cámara de aire. A medida que el huevo envejece y, por ende, pierde frescura, este espacio se agranda y se convierte en una especie de flotador.
Via:http://www.muyinteresante.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario

1

Buscar este blog

Related Posts with Thumbnails