miércoles, 14 de octubre de 2009

Exfoliantes caseros


Consejo 1: Corta un limón en rodajas y frota las partes del cuerpo que posees más endurecidas como pueden ser los codos y los talones de los pies. Después de este proceso aplica sobre las partes frotadas aceite de oliva. Hacemos esto porque, estas partes del cuerpo se cansan con facilidad y la piel tiende a endurecerse, pero si aplicáis este consejo una vez por semana, conseguiréis que la piel de estas zonas vuelva a estar perfecta.
Consejo 2: En la ducha podéis utilizar como exfoliante el azúcar con aceite. El proceso es sencillo ya que simplemente deberéis mezclar azucar con aceite de oliva o girasol. Cuando os frotéis con esta mezcla, vuestra piel eliminará las impurezas de la piel y esta volverá a tener un tacto suave.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

1

Buscar este blog

Related Posts with Thumbnails