viernes, 9 de octubre de 2009

Los fosfatos pueden ser cancerigenos.

Un estudio realizado con animales sugiere que una dieta alta en fosfatos inorgánicos puede contribuir al desarrollo del cáncer de pulmón y favorecer su crecimiento.
Los mencionados aditivos son E338 (ácido fosfórico), E339 (ortofosfato de sodio), E340 (ortofosfato de potasio), E341 (ortofosfato de calcio), E343 (ortofosfato de magnesio), E450 ii, iii, iv, v, vi y vii(difosfatos sódicos, potásicos y cálcicos), E451 i y ii (trifosfato sódico y potásico) y E452 i, ii, iii y iv (polifosfatos de sodio, potasio y calcio).
Estos aditivos, que se habían considerado bastante seguros hasta ahora, se encuentran sobre todo en productos cárnicos, quesos fundidos, refrescos y productos de panadería. Los autores del estudio recomiendan que se realicen más investigaciones para redefinir las dosis seguras.
Via:Cuerpo y mente

No hay comentarios:

Publicar un comentario

1

Buscar este blog

Related Posts with Thumbnails