jueves, 22 de julio de 2010

Trucos:Cómo evitar que unos zapatos nos hagan daño


Cómo evitar que unos zapatos nos hagan daño es sencillo y fácil.
Da igual si te duelen por delante o a la altura del talón, lo único que tienen que hacer es coger un algodón impregnarlo en lanolina y frotar el zapato por dentro. A continuación y antes de que se sequen póntelos para que la piel se acople a la horma de tus pies.
Ya los podrás calzar con total normalidad, pero si aun así te siguen molestando un poco ponlos una plantilla fina, quizás si levantas uno o dos milímetros el pie consigas evitar que te duelan por el roce (sobre todo la zona del tobillo).
Otro truco consiste en echarle nivea a los zapatos por dentro y empezar a ponerselos todos los dias a ratitos...

Otro ponerte un calcetín gordo y ponerte los zapatos durante casi todo el día y por la noche los metes en una bolsa y al congelador, al día siguiente, cuando te los vayas a poner, los sacas del congelador.
Tambien es conocido el de echarle suavizante de la ropa con un algodón por toda la parte interior del zapato (bien mojadito pero sin que llegue a empapar) y a continuación meter el pie
Para que no resbale la suela del zapato:echarle un poco de cocacola, ya que se pone pegajoso y se pega mas al suelo, al principio es un poco pringoso por el azucar pero luego se queda genial y no resbala nada.Tambien podemos untarle con una patata cortada a la mitad.
Todo sea por evitar el molesto dolor de pies¡¡

No hay comentarios:

Publicar un comentario

1

Buscar este blog

Related Posts with Thumbnails